Última Hora

La policía Kimberly Suárez, quien recibió una disparo en la cabeza el pasado 9 de enero cuando atendía un caso de violencia intrafamiliar en Heredia, presenta una buena evolución.

Así lo confirmó este martes el doctor Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS).

“Kimberly Suárez está en salón general de hospitalización del centro médico, donde permanece estable. La paciente se mantiene en seguimiento multidisciplinario con buena evolución”, dijo Espitaleta.

La joven de 23 años salió la semana anterior de la UCI. Desde el miércoles se mantiene en un salón regular, donde continúa su recuperación de manera muy satisfactoria.

Suárez estuvo durante 15 días en la UCI, pero en ese periodo comenzó a caminar y a hablar.

El principal sospechoso de disparar contra ella, un hombre de apellidos Ruiz Juárez, cumple seis meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación.