Última Hora

María José Calvo, joven que apareció sin vida tras un incendio en La Capri de Desamparados, ayudó en la búsqueda de Luany Salazar, una mujer que habría sido asesinada por un vecino y enterrada en el patio de una casa.

Teletica.com conversó con Patricia Zamora, mamá de Luany, quien relató el apoyo que le brindó María José desde el mismo día de la desaparición de su hija.

“Yo la conocí a fondo cuando mi hija desapareció porque fue una de las primeras personas que llegó a mi casa, me dijo que era amiga de mi hija y que la íbamos a buscar hasta encontrarla. Ella fue una de las que hizo muchas llamadas al 9-1-1, hasta de su propio dinero pagó a hacer muchos volantes, los repartió y anduvo por todo lado pegando fotos de ella”, dijo Zamora.  

Además, asegura que era una joven muy positiva y nunca perdió la esperanza de encontrar a Luany.

“María José me dio hasta una platita para comprar comida porque yo no podía trabajar de lo mal que estaba. Estuvo conmigo durante las noches, días y fue una de las que estuvo siempre junto con las amigas de mi hija buscándola”, comentó.

Para Zamora esto es como revivir la historia de su hija, pero espera que las autoridades del país se enfoquen un poco más en ayudar a los familiares de las víctimas de homicidio.

Cuenta también que hace pocos días conversó con ella y no sabía que tenía pareja, por lo que le sorprende mucho lo que pasó.

“Es imposible evitar los asesinatos, pero la impunidad es muy importante que no se cumpla. Uno espera más ayuda por parte de las autoridades y que estas personas no salgan así de fácil a la calle con muchísimos privilegios. ¿Cómo es posible que a un culpable de matar a una persona lo apoyen más que a la víctima?”, indicó Zamora.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), María José Calvo fue asesinada de un disparo en la cabeza horas antes de que iniciara el incendio en su casa. Un hombre con quien, al parecer, tuvo una relación sentimental fue detenido como sospechoso del homicidio.

El sujeto está a las órdenes del Ministerio Público como sospechoso del crimen y a la espera de la indagatoria.