Última Hora

Una madre de 26 años y su hija de tan solo 12 son las víctimas que aparecieron, este jueves, en un precipicio en la comunidad de La Virgen en San Pablo de León Cortés.

Josué Navarro, corresponsal de Telenoticias en la zona, informó que los bomberos iban a atender un incendio, pero a 75 metros de la casa quemada es donde ubican los cuerpos.

Familiares de la víctima relataron situaciones de violencia doméstica y amenazas de muerte que, al parecer, vivía la mujer por parte de su esposo.

“Él la amenazaba a ella con quitarle a la chiquita y si ella no se iba, un amigo le dio un revólver para que la matara, no quiso hacerlo, pero dijo que mi hija estaba loca y ella me dijo a mí que el hombre las iba a matar.

Ella me llamaba y me decía: mamita tengo miedo, aquí estoy sola, y se fue a traer a la chiquita’”, indicó María Sánchez Aguilar, madre de la adulta fallecida.

La situación continúa incierta y ya las autoridades judiciales están en el sitio recabando toda la evidencia. La extracción de los cuerpos es bastante compleja, ya que están un lugar de difícil acceso.

La pareja tenía más de 13 años de vivir junta y otro familiar hace mención de las supuestas amenazas del esposo contra su hermana.

“El señor amenazó de muerte hace ocho días a mis hermanas, dijo que las iba a matar y efectivamente aquí está, aparentemente quemó la casa para hacer parecer que todo fue un accidente”, comentó Carlos Sánchez Aguilar, hermano de la víctima.

 “Aproximadamente un 70% de la estructura se quema, posteriormente personal de Fuerza Pública nos indica de los cuerpos que aparecen cerca de la vivienda y el caso quedó bajo la tutela del OIJ”, dijo Juan Diego Blanco, bombero de Tarrazú.

El esposo de la mujer se mantiene en el lugar a la orden de las autoridades, pero de momento no está detenido.

Serán los agentes judiciales quienes investiguen las causas de las muertes para verificar si realmente se trató de un femicidio o no.