Última Hora

Fueron minutos de angustia y lucha los que vivió la familia de la menor de siete años fallecida durante un incendio en Pacuare de Limón, la madrugada de este martes.

Así lo asegura Randall Davis, papá de la víctima, quien se encontraba durmiendo cuando inició el fuego, según relató a Teletica.com.

Él, su esposa y tres menores de 13, 11 y siete años estaban dentro de la casa. A eso de las 4 a. m., los hijos se percataron del incendio y alertaron inmediatamente a sus padres.

“Estábamos durmiendo y vino el hijo mío, el más grande, con una de las bebés diciendo que el cuarto se estaba incendiando. Cuando nosotros fuimos a ver el cuarto se estaba incendiando e hicimos todo lo posible para sacar a una de las bebés. Empezamos a tirar agua, a hacer todo lo que se podía”, contó Davis.

El padre asegura que, al ver que la niña no podía salir, intentaron todo, pero no fue posible rescatarla.


Incluso, la madre de la niña fallecida intentó entrar al cuarto en llamas para sacarla. No lo logró y, más bien, sufrió quemaduras en distintas partes del cuerpo.

“Mi esposa quiso salvar a la bebé, se quemó mucho, la tuve que sacar por detrás. Una vecina abrió la puerta para que saliéramos por el lado de ella, conseguí las llaves, pude quitar el carro y seguí tirando agua. Llegue hasta a abrir una manguera, abrí los tubos y tirar agua, tirar agua, tirar agua hasta que llegaran los bomberos”, relata Randall.

“Ella (la menor) estaba gritando y yo le decía ‘pero venga, pero venga’”, añadió el padre.

La familia asegura que el incendio inició en el cuarto donde dormían los tres niños y fue la única parte de la casa que se quemó. A pesar de esta información, todavía se desconocen las causas del siniestro.


“Sinceramente todavía no sé, solo fue el cuarto de los bebés que se quemó. Cuando fuimos, comenzamos a tirar agua y ver qué se podía hacer, a tirar agua, ver si se podía salvar a la bebé. Yo me metí al cuarto y no pude, la mujer se tiró a la cama, ya con la cama en llamas, y se quemó mucho, ella no quiso salir y yo tuve que sacarla para que se fuera atrás”, relató.

El padre recuerda a la menor de siete años como una niña muy feliz, simpática y a quien le gustaba mucho utilizar el celular y la red social Facebook. Al mismo tiempo agradece a Dios porque sus otros dos hijos salieron ilesos.

Debido a las quemaduras de primer y segundo grado, la esposa de don Randall y madre de la niña fallecida fue trasladada al Hospital San Juan de Dios, donde la reportan fuera de peligro.

Donaciones

La familia está a la espera de que las autoridades los dejen ingresar a la casa para realizar un recuento de los daños.

Sin embargo, desde ahora apelan a la solidaridad de los ticos para realizar los actos fúnebres de la pequeña y reparar los daños de su vivienda.

Si usted desea colaborar, puede hacerlo al número 8817-9550.