Última Hora

El Tribunal Penal de Turrialba encontró culpable a una mujer por cometer un delito de homicidio calificado por omisión impropia en perjuicio de su pequeña hija, por lo que fue sentenciada a 25 años de cárcel.

Precisamente el año pasado,la madre fue sentenciada a 20 años de cárcel, mientras que su pareja fue condenado a 30 años. La pena de este último se encuentra en firme, sin embargo, tras un recurso de apelación interpuesto por la defensa de la mujer, el Tribunal de Apelación de la Sentencia ordenó que se repitiera el juicio en contra de ella.

De acuerdo con ​la acusación fiscal, los hechos ocurrieron entre octubre el 06 de diciembre del 2018, en San Rafael de Pavones, en Turrialba, donde la víctima vivía con su mamá y su padrastro. 

El Ministerio Público comprobó que la mujer permitió que su pareja golpeara y agrediera a la pequeña de tan solo un año y dos meses, ocasionándole un trauma de tórax con fractura en las costillas, excoriaciones en el brazo derecho, fractura en el hueso del brazo, y en ambas tibias; también presentaba mordidas en varias partes de su cuerpo.

La Fiscalía acreditó que, producto de las agresiones, la niña sufrió un trauma cráneo encefálico, hemorragia en ambas retinas, ausencia de frenillo en el labio, así como otras lesiones.

Debido a estas heridas, la niña fue traslada al Hospital William Allen, en Turrialba, y luego al Hospital Nacional de Niños, donde falleció, el 11 de diciembre.

Mientras la sentencia queda en firme, la mujer continuará en prisión preventiva.