Última Hora

Las lluvias de las últimas horas provocan nuevamente inundaciones en la Zona Sur del país y Guanacaste.

El sector de Buenos Aires en Puntarenas fue uno de los más afectados por las lluvias de este martes.

En Santa Rosa, se reportó la afectación de una vivienda tras la caída de una enorme piedra, la cual provocó heridas en las personas que estaban en el lugar.

En el sector del Ceibo, a la altura de Ujarrás, también en Buenos Aires de Puntarenas, se reportó este martes una crecida importante del río que pasa por la zona. Este provocó inundaciones en varias viviendas. En este cantón se habilitó nuevamente el albergue para llevar a las familias afectadas.

Según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), en las últimas 12 horas se han registrado acumulados importantes en otras zonas como Pérez Zeledón.

Ahí se reportaron aguaceros intensos en un periodo de 2 horas, lo que ocasionó la crecida de la quebrada La Bonita en La Palma, la cual arrasó con el puente de la zona, tal y como se observa en estas imágenes.

Las lluvias de este martes también afectaron Guanacaste, sectores como La Cruz, Sardinal.

Según el IMN, el fenómeno que afectó al país este martes es la zona de convergencia intertropical, que recordemos es una franja de bajas presiones ubicada en la zona ecuatorial y la cual se mueve constantemente generando gran inestabilidad en las condiciones del tiempo, tal y como ocurre en la Zona Norte del país en este momento.

En el IMN indican que estas condiciones seguirán hasta este miércoles.

Mientras esto ocurre en la Zona Norte. En el Caribe se sigue desplazando lentamente la onda tropical #52, la cual es monitoreada por el IMN.

Según los expertos aún existe incertidumbre de la trayectoria actual que tiene la onda tropical.

Y de su eventual fortalecimiento, no se descarta que esta afecte el país hacia el fin de semana o inicios de la próxima.

Debido a las lluvias que aún se pueden presentar y la posible afectación de la onda tropical #52 es que la CNE mantiene las alertas y llama a la población a no bajar la guardia.

El IMN reporta una alta saturación de suelos por las lluvias más recientes en regiones del pacífico norte y sur, sector de garabito en el pacífico central, la Zona Norte (Sarapiquí, Upala, zonas montañosas colindantes a la cordillera).