Última Hora

Kimberly Suárez Narváez, la joven policía de 23 años quien recibió un disparo en la cabeza, ha tenido una mejoría en su estado de salud en las últimas horas: ya está despierta.

Así lo confirmó a Teletica.com el doctor Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS).

La paciente se encuentra internada en este centro médico desde el pasado 13 de enero, cuando fue trasladada desde el Hospital México.

“Confirmamos que la paciente ha tenido una reciente mejoría en su estado de salud, secundario a las medidas instauradas por nuestro equipo multidisciplinario", aseguró el doctor Espitaleta.

"La paciente está despierta y avanzando bien en su tratamiento con el retiro de algunas máquinas de ventilación mecánica", añadió el centro médico.

La oficial había sido intervenida quirúrgicamente el pasado 12 de enero, procedimiento que superó con satisfacción, según comunicó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en ese momento.

A pesar de su mejoría, Suárez se mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Se encuentra aún bajo vigilancia estricta en la unidad de cuidados intensivos de este centro hospitalario”, concluyó el médico.

La mujer de 23 años recibió un disparo en la cabeza cuando atendía un caso de violencia intrafamiliar en San Joaquín de Flores, Heredia.​​