Última Hora

La ministra de Justicia, Fiorella Salazar, anunció la extensión del contrato de monitoreo electrónico con la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) con un mecanismo que no requiere el visto bueno de la Contraloría General de la República. 

Este sábado 27 de febrero vence el contrato actual de tobilleras para privados de libertad, pero se renovará hasta diciembre de este año o, de ser necesario, por 24 meses más.

“El servicio de monitoreo electrónico en Costa Rica no se suspende y se mantiene funcionando como lo ha hecho durante los últimos cuatro años. La solución es indispensable para mantenerlo activo y está contemplado en el marco de legalidad de la Ley de Contratación de Administración Pública, sin la necesidad de pasar por la Contraloría General de la República”, dijo Salazar.

La ministra indicó que establecieron un convenio de cooperación con la ESPH, que estará vigente entre el 28 de febrero y, a más tardar, el 7 de marzo. En ese tiempo se estará concretando el contrato adicional, pero durante esos días el monitoreo no se cobrará ni tampoco dejará de funcionar.

“Como tenemos un contrato vigente, el nuevo contrato se fundamenta en el numeral 209 del reglamento de la Ley de Contratación Administrativa, el cual indica que este se puede renovar siempre y cuando esté vigente, como así lo está a la fecha”, agregó Salazar.

La Contraloría General de la República confirmó que el uso del artículo 209 no se tramita ni requiere autorización de su parte y queda bajo entera responsabilidad del Ministerio de Justicia.

Luego de la negociación con la ESPH, Justicia logró reducir la tarifa de $12.3 por día a $10.3.

El contrato adicional indicará que por cada cien nuevas personas que ingresen al servicio de monitoreo la tarifa irá disminuyendo sucesivamente. 

Según la cartera, esto generará un ahorro de 1.448 millones de colones de marzo a diciembre.

Según Fiorella Salazar, el presupuesto extraordinario de 4.500 millones de colones, aprobado en la Asamblea Legislativa, fue importante para la extensión del contrato.

Tras la consulta de Teletica.com, la ESPH confirmó que por ocho días, una vez finalizado el contrato con el Ministerio de Justicia y Paz el próximo 28 de febrero, asumirá los costos de operación de la plataforma de monitoreo electrónico.

“La intención de la ESPH es mantener la continuidad de este importante proyecto país, que permite mantener bajo vigilancia policial a más de 1.800 personas con tobilleras electrónicas, garantizando la operación de esta modalidad de pena. La continuidad se da tras la firma de un convenio, gracias a la agilidad que permite la contratación entre entidades públicas”, indicó Christopher Camacho, del departamento de comunicación de la ESPH.