Última Hora

Este jueves se reanudó el juicio contra el exsacerdote Mauricio Víquez en los Tribunales de San José, ya que figura como sospechoso de al menos cinco delitos de abuso sexual contra una persona menor de edad.

El debate inició el pasado lunes con la declaración del imputado, sin embargo, este dijo que se abstenía de declarar, pero indicó que lo podría hacer más adelante. 

Además, fue suspendido el martes y miércoles porque el tribunal debía de atender otros casos.

Con el reinicio de proceso, le llegó el turno de declarar al ofendido, pero a solicitud de su abogado ante los jueces, la audiencia se declaró privada.

“La audiencia se decreta de privacidad al punto de que se sacan a todas las personas de la sala, solamente las partes quedan y la declaración durará todo el día porque también hay interrogatorio y contrainterrogatorio”, dijo Rafael Rodríguez, abogado de Víquez.

Los hechos por los que se le acusa habrían sucedido entre julio y setiembre de 2003, cuando Víquez era sacerdote en la Parroquia de Patarrá, en Desamparados.

Según la Fiscalía, el supuesto delito se dio cuando el ofendido tenía 11 años e ingresó a trabajar en la iglesia en diferentes funciones.

“Hoy es un día trascendental porque al fin se conoce lo vivido, la experiencia trágica, triste y preocupante que vivió la parte ofendida. Esto es fundamental porque en los delitos sexuales, que son cometidos bajo la clandestinidad donde nadie se da cuenta, no existe mayores elementos probatorios y en consecuencia con esto lo dicho por el ofendido es fundamental para la condenatoria del imputado”, comentó Rodolfo Alvarado, abogado de la supuesta víctima.

Al parecer, los supuestos abusos sexuales fueron cometidos en la oficina parroquial y en la habitación del exsacerdote.  

Este jueves los jueces pidieron a la Curia Metropolitana que determine la fecha en que terminó funciones el excura para confirmar el momento en que habrían ocurrido los hechos.

Spotify TeleticaRadio