Última Hora

Por primera vez desde que inició la pandemia de COVID-19, las autoridades de Fuerza Pública y el Ministerio de Salud lograron allanar, mediante una orden judicial, un recinto privado donde se realizaba una fiesta clandestina.

Así lo confirmó el Ministerio de Seguridad Pública, este martes. Además, revelo que la propiedad allanada se ubica en Los Yoses, San José.

En el país está prohibido realizar fiestas o actividades masivas por el alto riesgo de contagios COVID-19.

“La Fuerza Pública y el Ministerio de Salud ya venían recopilando información gráfica, reportes, denuncias al 9-1-1, bitácoras y otros insumos para aportarlos como prueba de que en ese sitio se mantenían actividades irregulares todos los fines de semana”, informó Seguridad Pública.

“El pasado sábado no fue la excepción, ya que se constató el ingreso de gran cantidad de personas y música en el sitio, por ello se solicitó el allanamiento a la autoridad judicial, quien dio la orden para ingresar a las tres de la madrugada del domingo”, agrega el comunicado del ministerio.

Cuando los oficiales solicitaron el ingreso al guarda de seguridad que estaba en la puerta, este se negó, por lo que las autoridades tuvieron que romper las cadenas de seguridad. Ingresaron miembros de Salud, la Policía y la jueza a cargo del caso.

Al parecer, en el lugar había licor de todo tipo, luces de fiesta, equipos de sonido, hieleras y unas 250 personas, en su mayoría jóvenes.

“Nadie se hizo responsable como organizador del evento, no se realizaron detenciones y la propiedad, aparentemente, pertenece a un sujeto oriental. El caso ahora será tramitado en vía judicial y el Ministerio de Salud realizará las multas respectivas al propietario del local”, concluyó Seguridad Pública.

App Teletica