Última Hora

Este martes se conocerá si Carlos Cerdas, dueño de MECO, y Mélida Solís, propietaria de la constructora H. Solís, continúan en prisión preventiva o queda libres con otro tipo de medidas cautelares.

La Fiscalía pidió, la semana anterior durante una audiencia contra los investigados por el caso "Cochinilla", que la permanencia de ambos empresarios en la cárcel se extienda por ocho meses más.

“La Fiscalía Anticorrupción informó que la audiencia de prórroga de medidas cautelares finalizó el viernes anterior. El Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública informó que resolverá por escrito y la notificación sería remitida a las partes el martes”, dijo el Ministerio Público.

En dicha audiencia, la representación fiscal también solicitó que se prorroguen por ocho meses las medidas cautelares contra otros 13 imputados.

Por este caso, las autoridades investigan los presuntos delitos de cohecho propio, penalidad del corruptor en modalidad de cohecho propio, falsificación de documento privado, estafa y falsificación de registros contables.

“Me parece que con las pruebas que ofrecimos y que se recabaron durante la audiencia, puedo afirmar que la detención de Mélida es arbitraria cuando, en un primer momento, la jueza otorgó la posibilidad de quedar en libertad, pero la decisión fue revocada”, dijo Erick Gatgens, uno de los abogados defensores de Solís.

Para Gatgens, la declaración del perito durante la audiencia es fundamental, ya que, asegura, no pudo definir cuál era el monto de la supuesta afectación al erario público.  

“El perito del OIJ, Randall Castillo Hernández, no logró determinar, en las conclusiones de ese informe, que de esos 78 mil millones de colones que menciona, que son déficits presupuestarios del Conavi en años anteriores, no equivale en modo alguno el daño causado al Estado por parte de H. Solís”, dijo Gatgens.

La defensa de Mélida Solís le pidió a la jueza dejarla en libertad u otorgarle una medida cautelar alterna como arresto domiciliario, monitoreo electrónico o pagar una fianza.

“Hay bastante claridad de que la prueba que existe no da para prisión preventiva, pero en el peor de los casos deberá continuar. La salud de Mélida se ha venido deteriorando y, por eso, ella pidió no estar presente en la audiencia”, agregó el abogado Erick Gatgens.

Teletica.com solicitó una reacción a los representantes legales de Carlos Cerdas, dueño de MECO, pero no se recibió antes del cierre de esta nota.

Youtube Teletica