Última Hora

Según el informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) sobre el caso Diamante, el alcalde de Escazú, Arnoldo Barahona, pidió concreto a la empresa MECO para hacer trabajos en la casa de su madre. 

Además, indica el mismo documento, habría solicitado que ese material se movilizara en chompipas sin rotular. 

El informe de la Policía Judicial indica lo siguiente: "A cambio de dádivas o promesas de retribución, como la entrega de concreto para la realización de trabajos en la casa de su madre, realizó actos contrarios a sus deberes por cuanto, de manera constante, se interesó en generar beneficios para la empresa constructora MECO como el pago preferencial de facturas, la contestación a conveniencia de la empresa ante la Contraloría General de la República respecto a un contrato de cuatro años y la intervención para la adjudicación e inicio del proyecto marginal norte".

Barahona es uno de los seis alcaldes investigados por el caso Diamante. En este momento, se encuentra en libertad, a la espera de que el Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública dicte medidas cautelares.

Repase la nota completa en el video adjunto.