Última Hora

Según el informe del Organismo de investigación Judicial (OIJ) por el caso Diamante, el alcalde de San José, Johnny Araya, dio la cuenta bancaria de su hija para que le depositaran $5.000 a cambio de un favor.

El documento, del cual tiene copia Telenoticias, señala que un empresario de la construcción le ofreció ayuda económica a Araya para que solventara parte del costo de un juicio en su contra, mismo que se realizó en marzo de 2021 por supuesto tráfico de influencias, sin embargo, tras el ofrecimiento de dinero, le pidió que le ayudara con los permisos de una construcción. 

El alcalde de San José fue absuelto en dicho proceso penal ese mismo mes de marzo. 

El informe dice que el empresario le hizo el ofrecimiento al mismo tiempo que le pidió que le colaborará con unos permisos.

“Este sujeto le hizo, en un principio, una promesa de retribución económica al indicarle que le realizaría un depósito de cinco mil dólares a Araya, pues sabía que el costo de su defensa le había salido muy cara, dicha promesa en principio parecía ser de índole personal y como un símbolo de amistad, sin embargo, adicional a ese “regalo” de dinero el masculino le solicitó a Johnny le colaborara con un tema de unos permisos ”, señala el informe de OIJ.

El documento del OIJ señala que el empresario le indicó: que le pasara un número de cuenta para realizarse el depósito, pero Johnny refirió que no porque podría ser un problema por él tener construcciones en San José, que sería en efectivo o en la cuenta de otra persona que podría ser la hija".

El mismo informe señala que Araya a una mujer,  la cual le llamo papi al alcalde.

“La mujer le dijo papi a Johnny, él le comentó que un señor le iba a ayudar con cinco mil dólares para el pago de abogados y necesitaba que le depositaran a la cuenta de ella a lo que le contestó que sí, que lo hiciera en la cuenta del BAC”, describe el informe.

Versión de la defensa

Esta noche el abogado de Araya, Federico Campos, aseguró que las conversaciones son sacadas fuera de contexto y que el OIJ se basa en chismes entre miembros del Concejo Municipal.

“Lo que pasa es que los expedientes y los informes del OIJ tienen pedacitos de las conversaciones y eso es lo que nosotros tenemos que analizar, las conversaciones tienen un hilo que generalmente no se presenta, se corta y definitivamente se descontextualiza, pero así es en toda la vida, conversaciones de cualquier tipo se pueden descontextualizar y claro, se toman notas, se toman líneas que pueden ser malinterpretadas y en este caso en particular es así.

“Hay inclusive referencias a personas sin nombre y apellidos que el Ministerio Público arbitrariamente interpreta que es Johnny Araya, hay chismes entre miembros del Concejo Municipal que dicen que don Johnny tiene negocios muy buenos, pero son solo eso, chismes, cuentos y el OIJ los da por ciertos”, expresó.

El lunes anterior, día del arresto de Araya, este externó, por medio de sus abogados, que era inocente y que todo se iba aclarar en el proceso.

El alcalde de San José y cinco alcaldes más de las municipalidades de Osa, San Carlos, Alajuela y Escazú son investigados por los supuestos delitos de: tráfico de influencias, cohecho, malversación de fondos, incumplimiento de deberes, asociación ilícita y penalidad del corruptor en perjuicio de los deberes de la función pública.  

Este miércoles la Fiscalía solicitó medidas cautelares contra los seis alcaldes y siete personas más imputadas por este caso.

Contra los alcaldes el Ministerio Público pidió al Juzgado la suspensión del cargo por ocho meses, impedimento de salida del país, firmar cada mes e impedimento de acercarse a los testigos y a las municipalidades.

El Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública levantó la detención de los alcaldes quienes estaban detenidos desde el lunes anterior.

Ahora, los jerarcas municipales tendrán que enfrentar la audiencia de medidas cautelares y seguir apegados al proceso, pero en libertad.

Youtube Teletica