Última Hora

Mientras unos duermen en un cartón, hay otros que a altas horas de la noche delinquen. Son habitantes en condición de calle que para continuar con sus vicios tachan locales comerciales.

Los métodos han ido cambiando, pero el daño es el mismo.

En ocasiones dos personas se ponen de acuerdo, uno se encarga de vigilar y el otro intenta ingresar al establecimiento.

Muchas noches se dan hasta tres tachas a locales comerciales.

La Fuerza Pública realiza vigilancias constantes en las zonas de mayor alto índice de tachas con la intención de detener a los responsables y pasarlos a la Fiscalía.

Lamentablemente en muchos de los casos, luego de ser detenidos, estos ciudadanos son dejados en libertad minutos después.

Spotify TeleticaRadio