Última Hora

El principal sospechoso de dispararle en la cabeza a una oficial de la Fuerza Pública, el sábado 9 de enero en San Joaquín de Flores, Heredia, apeló la medida cautelar que le fue impuesta para no estar preso.​

Así lo confirmó el Poder Judicial tras una consulta realizada por Teletica.com.

“En el expediente 21-000007-1611-PE por el cual consulta, se dictó la prisión preventiva por seis meses, hasta el 10 de julio 2021. El involucrado presentó un recurso de apelación para cambiar dichas medidas, sin embargo, aún no tiene fecha de señalamiento”, indicó el Poder Judicial.  

El hombre, de apellidos Ruiz Juárez y de 27 años de edad, es sospechoso de los delitos de maltrato, amenazas contra una mujer, incumplimiento de una medida de protección, resistencia agravada y tentativa de homicidio calificado. 

El pasado sábado, la policía Kimberly Suárez Narváez se presentó a una casa, junto con otros compañeros, para atender una alerta por violencia intrafamiliar.

Una vez en el lugar y luego de pedirle al Ruiz que saliera y se entregara, este hombre forcejeó con un oficial, lo despojó de su arma y, en apariencia, luego le disparó a Suárez hiriéndola de gravedad en la cabeza.

La oficial, tras varios días internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital México, donde además fue operada, continúa su recuperación en el Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS).

“Kimberly Suárez se encuentra en un estado de mucho cuidado y nuestro equipo multidisciplinario se encuentra haciendo valoraciones y evaluaciones del manejo adecuado para vigilar su salud y mantenerla”, dijo el doctor Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del Trauma.

Teletica.com intentó conversar con la expareja del sospechoso sobre la situación de violencia intrafamiliar reportada, pero nos dijo que no quiere hablar para no dañar la investigación.

“Yo no quiero hablar, no quiero dañar la investigación. Mi único comentario sería que él pidió apelación sobre las medidas para no estar preso y eso sí sería injusto que lo otorguen”, dijo la ofendida.