Última Hora

El Juzgado Penal impuso un año de prisión contra el hombre acusado de abusar sexualmente de una perrita en el año 2017.

Las autoridades lo declararon autor responsable de dos delitos de crueldad con animales, por lo que se impuso seis meses de prisión por cada uno, para un total de un año de cárcel que deberá descontar en el centro carcelario que determinen las normas y reglamentos.

Al hombre de apellidos Rojas Araya, no se le concedió el beneficio de ejecución condicional de la pena por considerarse improcedente.

El sentenciado se encontraba en prisión preventiva hace aproximadamente tres meses y se le extenderá seis meses más hasta que quede en firme la sentencia.

Esta condena sería la primera en términos de maltrato animal en la historia de Costa Rica, ya que en el primer juicio en Atenas la imputada fue absuelta.