Última Hora

El hombre que fue asesinado en Esparza por su pareja debía enfrentar la próxima semana una audiencia de violencia doméstica por agresiones contra la mujer.

Una relación de poco más de dos años tuvo un trágico final este miércoles. Leonel Web Urbina de 53 años falleció tras recibir varias puñaladas que le propinó su pareja.

Los hechos ocurrieron dentro de la casa ubicada en El Rosal de Esparza de Puntarenas.

Vecinos y familiares de la mujer aseguran que la mujer actuó en defensa propia, ya que era por todos conocido que el hombre de la agredió en múltiples ocasiones.

“Es lamentable lo ocurrido, era la vida de él o la de ella, porque él tenía un machete que era con el que le iba a pegar a ella, entonces ella agarró un puñal y se defendió, de hecho, ella llevaba la cabeza rajada y varios golpes, porque él llegó tomado, y cuando llegaba así de una vez era a abusarla sexualmente y agredirla”, relató Karla Vega, sobrina de la sospechosa.

Vega agrega que su tía y el fallecido tenían una cita en el Juzgado de Violencia Doméstica ya que ella lo denunció por agredirla y desde abril de este año al hombre le impusieron orden de alejamiento.

“Ahora el 12 de octubre les tocaba el juicio a las 7:30 a. m., ayer hablamos con ella, y ella solo le pidió a Dios fuerzas para seguir, porque sino hubiera actuado estaría muerta”, explicó la sobrina.

Una de las vecinas quien vive más cerca de la mujer reitera, que las agresiones que sufría la sospechosa incluso ocurrían en vía pública.

Por eso, la vecina considera injusto que la mujer pueda ser sancionada con prisión preventiva.

“Yo soy muy consciente, si a ella la echa presa es una injusticia, sabe por qué, porque una mujer no le aguanta a un hombre, jamás, y él la agarraba con lo que tuviera y le daba martillazos por las costillas, por la cabeza le dio más de una vez, le ponía la cara abombada. Si ella lo hizo él se la debía, más de una vez la mandó al hospital”, contó Petronila Alvarado, vecina de la zona.

La mujer está a la orden del Juzgado Penal de Puntarenas a la espera de que se defina su situación jurídica.