Por Eric Corrales |4 de noviembre de 2022, 21:23 PM

Pablo del Carmen Espinoza Knight, el hombre de 30 años que fue murió acribillado en Tilarán este jueves, había sobrevivido a 11 disparos hace tres años en Limón.

Fue en febrero 2020 cuando Espinoza era seguido por dos sujetos que viajaban en una moto y lo atacaron cerca del bar El Mango en Limoncito, producto del ataque perdió el control del carro y se cayó en el cauce de un río.

En aquella ocasión recibió disparos en varias partes de su cuerpo y fue llevado muy delicado al Hospital Tony Facio de Limón, posteriormente fue trasladado al Hospital Calderón Guardia donde se logró recuperar.

Su esposa y otro hombre también resultaron heridos en menor gravedad.

Nuevo hogar

Algunos vecinos confirmaron a Teletica.com que Espinoza y su familia tenían pocos meses de vivir en Barrio San Rafael de Los Ángeles de Tilarán.

Al parecer, tras el ataque que recibió en Limón, el fallecido no permanecía por mucho tiempo en un mismo sitio.

Sin embargo, la mañana del jueves fue atacado por dos hombres que viajaban en un vehículo blanco en el portón de su casa.

Espinoza venía de dejar a su hija de ocho años de la escuela cuando recibió el ataque, según informaron fuentes policiales a este medio.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que el fallecido presentaba 10 heridas por arma de fuego.

La víctima era conocido por las autoridades, ya que tenía un amplio expediente policial, por lo que no se descarta que el ataque se deba a un ajuste de cuentas por drogas.

Ahora le corresponderá al OIJ realizar la respectiva investigación del ataque.

El hombre era padre de dos hijas de ocho y 14 años.

Telegram Teletica