Última Hora

Jorge Delgado, hijo de Rafael Ángel Delgado Miranda, quien murió en el fatal accidente del miércoles en Caballo Blanco de Cartago junto a otros seis familiares, agradeció al pueblo de Costa Rica toda la ayuda recibida en este difícil momento.

“La ayuda del barrio y de todo Costa Rica ha sido increíble. El agradecimiento es indescriptible. Las ayudas que nos dan son abrumadoras y de verdad no hay palabras”, dijo Delgado.

Con su voz entrecortada, el hijo del hombre de 70 años añadió que ya no necesitan más colaboración y hasta tuvieron que rechazar mucha de la ayuda, porque desde un principio las manos solidarias abundaron.

“Agradecemos a todos y a la vez les decimos que ya no necesitamos más porque nos han dado demasiado. Ayer cuando llegaron los cuerpos hubo una caravana con flores y globos que nos llenó de mucha fuerza y satisfacción”, agregó.

Los féretros para darle santa sepultura a esta familia fueron donados por una funeraria local que, además, colaboró en la compra de varios nichos.

La colisión entre una patrulla de la Fuerza Pública y el vehículo que manejaba el padre de Jorge dejó como resultado siete personas fallecidas: todas de una misma familia integrada por papá, hijas y nietos.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó a los fallecidos como Rafael Ángel Delgado Miranda de 70 años, Karol Delgado Segura de 43, Yorleny Delgado Segura de 32, Cintia Delgado Segura de 30, además de tres menores de edad de 11, 13 y 16 años.

Rafael Ángel, quien perdió a su esposa hace 25 años, se dedicaba a la compra y venta de propiedades. 

Su hija Cintia Delgado trabajaba en una empresa transnacional; mientras que sus otras dos hijas (Karol y Yorleny) eran trabajadoras independientes.

Este viernes por la mañana, los cuerpos de las víctimas son velados en el salón comunal de Caballo Blanco, a la una de la tarde se realizará el funeral en la Iglesia de la localidad y luego serán enterrados en el Cementerio de Cartago.

Los vecinos catalogan a la familia como muy unida y estimada, por lo que todos se unieron al luto, colocando globos y lazos de color blanco y negro.