Última Hora

La Guardia Costera de los Estados Unidos detuvo, en dos acciones distintas realizadas en aguas internacionales, a dos embarcaciones costarricenses que transportaban 1.3 toneladas de cocaína.

Este miércoles por la tarde, los estadounidenses llegaron a Puerto Golfito en Puntarenas: siete detenidos quedaron a las órdenes de las autoridades costarricenses.

“Ayer las autoridades estadounidenses hicieron entrega en Golfito de los siete detenidos, la droga y dinero decomisado a las autoridades nacionales, específicamente a la Policía Control de Drogas (PCD)”, señaló el Ministerio de Seguridad Pública.

La primera acción policial se llevó a cabo el jueves 27 de agosto, cuando las autoridades norteamericanas abordaron una embarcación tipo pesquera de nombre Modesta III con cuatro tripulantes a bordo. Al inspeccionarla, localizaron 700 paquetes con aparente cocaína.

Dos semanas después, el viernes 11 de setiembre, se presentó el segundo caso. La Guardia Costera interceptó otra embarcación costarricense tipo pesquera de nombre Adriana con tres tripulantes, donde se ubicaron 600 paquetes de cocaína.

Seis de los detenidos son costarricenses y uno de ellos es de nacionalidad nicaragüense. Varios sujetos cuentan con antecedentes por drogas.

Todos fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público para el debido proceso.