Última Hora

El guarda de una finca piñera, asesinado a balazos por varios hombres el martes por la madrugada, deja cuatro hijos y 19 años de laborar en ese puesto.

Luis Ángel Granados Delgado de 60 años trabajaba como guarda desde el año 2002 y, desde entonces, laboró con seis empresas distintas de seguridad privada. La última de ellas fue con UPC Security.

Nuestra familia está de luto. Hasta Pronto compañero....

Publicado por U.P.C Security en Martes, 16 de febrero de 2021

Granados estaba divorciado y residía en Pococí. Era padre de dos hombres de 28 y 40 años, y de dos mujeres de 30 y 36 años.

Además, otra de sus profesiones era la de agricultor.

El día de los hechos, Granados se encontraba junto a un compañero en la casetilla de seguridad de la finca, ubicada en La Roxana de Pococí. De repente, unos cinco hombres ingresaron a la propiedad, al parecer para robar, pero fueron interceptados y se dio un intercambio de disparos.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Granados recibió un disparo en la cabeza; mientras que el otro guarda, de apellido Alvarado y de 56 años, fue herido a golpes en cabeza y torso: fue trasladado al Hospital de Guápiles en condición estable.

La finca donde ocurrió el asesinato se llama Parismina y está ubicada en el sector del Humo. Además de piña, también tiene plantaciones de banano.

Las autoridades confirmaron que los sujetos, cuando huyeron del lugar, se llevaron las armas de fuego de los guardas.

El caso está en investigación por parte de la Policía Judicial para esclarecer los hechos y dar con los responsables.