Última Hora

La Fiscalía de Cartago investiga dos nuevas denuncias contra un pastor evangélico de Pacayas, en Cartago, a quien acusan de abusos sexuales contra menores de edad.

Él justifica su comportamiento como la posesión de un espíritu maligno.

Una de las nuevas denuncias de la cual tiene copia Telenoticias es una menor de 16 años quien asegura que los hechos ocurrieron cuando tenía 11.

En su relato indica que el pastor Mario Alberto Chacón Leandro, vecino de Pacayas en Cartago, intentó besarla en una oportunidad y en otra ocasión le tocó los senos.

"Cuando terminamos de limpiar estaba lloviendo, por lo que el denunciado se ofreció a ir a dejarnos a la casa de la buseta, la cual era de la iglesia. Mario me fue a dejar a mi casa al llegar, debido a la confianza que sentía hacia Mario, me despedí de beso, como siempre lo hacía, luego cuando me iba a bajar del carro me agarró muy duro de la pierna y trató de darme un beso en la boca, pero no lo logró pues me bajé", dice la acusación.

La adolescente que denunció al pastor en la Fiscalía de Cartago agregó en su relato otro episodio.

"Yo andaba una blusa de tirantes, al llegar Mario estaba ahí, por lo que se me acercó y me abrazó estando de pie y me colocó su mano en mi pecho, sin decirme, y yo le dije que me soltara. Siempre que nos veíamos Mario me tocaba, lo que hacía era que me tocaba en el trasero, él me pasaba la mano".

Esta denuncia se une a un caso que está pendiente de juicio en contra del mismo sujeto y que fue suspendido hace dos semanas.

Estos hechos se descubrieron en el 2016 en esta comunidad agrícola, Buenos Aires de Pacayas de Alvarado, en Cartago, en una iglesia en la que el pastor laboraba en aquel momento.

La víctima es su propia nieta en aquel momento de 5 años y quien asistía con su madre al culto y en ocasiones se quedaba sola con el pastor.

Tras la denuncia de esta madre otros, casos empezaron a salir a la luz, investigaciones que también están en curso.

La abogada de las víctimas asegura que las menores han sido visitadas por un abogado y las ha instado a firmar este documento para desistir de las denuncias y el proceso penal.

El pastor se encuentra en libertad y sin medidas cautelares.