Última Hora

El exsacerdote Mauricio Víquez irá a juicio por aparentes delitos de abuso sexual contra personas menores de edad.

Así lo dictó el Juzgado Penal de San José, este jueves, tras seis horas de audiencia. En esa diligencia judicial estuvieron presentes el abogado defensor de Víquez, el Ministerio Público y los querellantes.

“Esto es algo decepcionante porque se resuelve sin fundamentación. Nosotros tenemos fundamentos con votos de la Sala Constitucional y Tercera porque interpusimos una excepción de prescripción por tres de las causas civiles, como procede en estos casos. La jueza tuvo una fundamentación sesgada y errónea, la cual establece que los hechos no están prescritos en lo penal y civil, por lo que eleva la causa a juicio”, dijo Rafael Rodríguez, abogado del excura.

Según el defensor, ahora el Tribunal tendrá que decidir si los casos están prescritos o no.

“Tenemos claridad de que la ley y jurisprudencia nos dan la razón, pero a los jueces a veces les cuesta hacer la tarea. Estuvimos en una audiencia por seis horas, la jueza en 20 minutos trató de resolver, pero genera una resolución que no tiene fundamento ni motivo”, argumentó Rafael Rodríguez.

El abogado considera que el Tribunal de Desamparados tiene una agenda saturada, por lo que el juicio podría iniciar durante el primer semestre de 2022.

Rodolfo Alvarado, representante legal de cuatro de las supuestas víctimas del padre Víquez, dice estar muy complacido con lo que resolvió la jueza este jueves.

“Cuatro valientes presentaron la denuncia contra Víquez Lizano y estoy muy complacido porque la jueza rechazó la solicitud de sobreseimiento definitorio presentado por la defensa, rechazó la prescripción de todas las causas, aceptando la acusación del Ministerio Público, la querella privada y la acción civil resarcitoria de 600 millones de colones: 150 millones para cada uno”, comentó Alvarado.

El próximo 7 de diciembre vence la prisión preventiva contra el exsacerdote; pero, según el abogado de los denunciantes, podría extenderse de no haber juicio antes de esa fecha.

“Los tribunales están muy llenos de trabajo, así que no sabemos cuándo podría darse la apertura de juicio, sin embargo, estaríamos solicitando una extensión de la prisión preventiva de no darse este año. Debo decir que estamos muy complacidos porque la jueza le dio la razón al Ministerio Público y a nosotros como querellantes”, agregó Rodolfo Alvarado.

Caso

Mauricio Víquez Lizano, de 57 años, descuenta prisión preventiva desde el 7 de mayo, después de haber sido extraditado desde México. Inicialmente, al exsacerdote se le impusieron seis meses, pero el Tribunal de Apelación de Desamparados redujo ese plazo a cuatro.

La Fiscalía Adjunta de Género acusa al excura por los presuntos delitos de abuso sexual, violación y tentativa de violación en perjuicio de cuatro hombres, quienes para el momento en el que habrían ocurrido los presuntos ilícitos eran menores de edad.

Youtube Teletica