Última Hora

Juan Carlos Quesada Salas fue condenado el 27 de febrero del 2014 a 8 años por el delito de peculado tras la sustracción de 375 millones de colones de la sucursal del Banco Nacional de Cóbano.

Antes de la lectura de la parte dispositiva de la sentencia y después de la misma, Quesada Salas cumplió 591 días de prisión preventiva hasta que quedó en firme la sentencia.

Posteriormente, estuvo en prisión hasta el 29 de octubre del 2018, día en que salió en libertad.

Según explicó el Juzgado de Ejecución de la Pena, Quesada Salas laboró durante ese tiempo como ayudante de artesano, lo que le permitió acogerse al artículo 55 del código penal y el Instituto Nacional de Criminología le concedió una reducción de la pena.

Ese artículo del código penal indica lo siguiente:

"El Instituto de Criminología, previo estudio de los caracteres sicológicos, siquiátricos y sociales del interno, podrá autorizar al condenado que haya cumplido por lo menos la mitad de la condena, o al indiciado, para que descuente o abone la multa o la pena de prisión que le reste por cumplir o que se le llegue a imponer, mediante el trabajo en favor de la administración pública, de las instituciones autónomas del Estado o de la empresa privada.

Para tal efecto, un día de trabajo ordinario equivale a un día multa y cada dos días de trabajo ordinario equivalen a un día de prisión. Las labores de toda índole, que se realicen en el Centro de Adaptación Social y fuera de él computarán en igual forma.

El salario respectivo se abonará total o parcialmente para satisfacer la multa impuesta. El interno gozará de los beneficios que el Estado y sus instituciones otorguen a los trabajadores, aunque no existirá relación laboral entre el empleador y el empleado interno".

Estos videos de las cámaras de seguridad del banco evidencian la forma en que ocurrió el robo el 12 de enero del 2013. Hoy es un misterio donde están los 375 millones de colones sustraídos.

Telenoticias solicitó información al Ministerio de Justicia sobre la estadía del exgerente bancario, pero respondieron lo siguiente:

"Por un tema de protección de datos de las personas, nosotros no podemos suministrar esta información, porque es una persona que ya cumplió su sentencia y ya no pertenece al sistema de adaptación social".

A parte de los 8 años de cárcel Quesada fue condenado a pagar 315 millones de colones como indemnización.