Última Hora

Un grupo de estudiantes del liceo Cuatro Bocas, ubicado en Aguas Claras de Upala, denunciaron mediante videos haber sido golpeados y atacados con gases por oficiales de Fuerza Pública.

En los videos adjuntos se aprecia a algunos estudiantes con sus rostros afectados, y otros con cortaduras en el cuerpo.

Ellos estaban protestando contra algunas disposiciones del Ministerio de Educación Pública (MEP), por lo que procedieron a cerrar el centro educativo con cadenas para impedir el paso.

En el video también se muestra parte del momento cuando la Fuerza Pública, a solicitud de la directora Solís Alvarado, se enfrentan con los estudiantes para liberar el paso y abrir el colegio.

De acuerdo con el acta de la policía, fue a las 2:15 que deciden despejar la entrada y quitar a los estudiantes.

“Procedemos por solicitud de la directora, para abrir el paso, la policía procede y se produce un forcejeo con algunos estudiantes que intentan impedir la apertura del centro.

Tenemos una manifestación de las autoridades del MEP que respaldan el actuar de la Fuerza Pública”, expresó Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública.

Calderón también aseguró que, a raíz de los videos que están circulando, abrirán una investigación para determinar si la actuación de los oficiales se apegó al debido procedimiento.

Posición del MEP

Mediante un comunicado, el Ministerio de Educación Pública expresó que la directora intentó dialogar desde la mañana con los estudiantes para lograr la reapertura del centro educativo y garantizar las lecciones, pero que los jóvenes no aceptaron.

“De acuerdo con el protocolo del MEP para este tipo de casos, la directora de la institución solicitó, a la 1:55 p.m., a la Fuerza Pública retirar el candado y cadenas. A las 2:10 p. m. la Fuerza Pública procedió a retirar el candado y las cadenas”, se lee en parte del escrito del MEP.

Además, agregaron que ellos no recibieron un pliego de peticiones por parte de los estudiantes.

“El Ministerio de Educación Pública condena la circulación de información falsa que promueve el cierre de centros educativos e insta a no enviar a menores de edad a clases y reitera su compromiso de mantener las escuelas y colegios abiertos y así garantizar la prestación del servicio educativo”, concluyeron.