Última Hora

Este año la estación lluviosa llegará al país una semana antes de lo normal. 

Se espera que del 27 al 31 de marzo el Pacífico Sur reciba los primeros los efectos de las lluvias, así lo confirmó Werner Stolz, director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN).

Luego será el turno del Pacífico Central, del 26 al 30 de abril, seguido del Valle Central del 6 al 10 de mayo. La región de Guanacaste está en el último lugar: las lluvias llegarán y se establecerán desde el 11 y hasta el 20 de mayo.

Se estima que del 16 al 20 de mayo todo el país esté ya en la estación lluviosa.

El Instituto Meteorológico Nacional, Acueductos y Alcantarillados (AyA), la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) afirman estar listos para la transición de la época seca a lluviosa.

El presidente de la CNE, Alexánder Solís, así como el jerarca del MAG, Renato Alvarado, Tomás Martínez, presidente de AyA, y Werner Stolz del IMN esperan que con la planificación y prevención las lluvias de este 2021 tengan menor impacto negativo en el país.    

“El mes de marzo será el más caluroso con vientos alisios moderados. Durante febrero, en el Valle Central se han percibido temperaturas bastante altas de hasta 29 grados, al igual que en el resto del país; sin embargo, hemos tenido vientos fuertes y 16 empujes fríos que están dentro de lo normal en la estación seca del país”, dijo Stolz.

Abril es el mes de transición a la época lluviosa; pero, en esta ocasión, a partir de marzo ya se esperan lluvias en diferentes sectores del país.

“Esperamos que el impacto en ganadería y agricultura sea el menor posible, ya que hemos llevado a los productores a la prevención para evitar los efectos del cambio climático. El buen uso del terreno y drenaje garantizan una buena producción durante esta época que se avecina”, señaló Renato Alvarado del MAG.

Por su parte, el AyA asegura que esta es una época con mejores condiciones porque se tiene un superávit debido a las lluvias del periodo anterior (2020).  

“Tenemos un superávit del 25% gracias a las lluvias del año anterior, además tenemos siete pozos que se habilitaron en la zona de Belén y Valencia, lo que permite ir incorporando un buen caudal que ayudará bastante en las zonas que sufren por racionamientos de agua”, indicó el presidente del AyA.

Para el AyA, si cada familia baja su consumo de agua se lograría una mejor distribución del preciado líquido.

Alexánder Solís, de la CNE, considera que esta época seca ha ayudado a tener una disminución en los casos positivos por COVID-19, por lo que no se debe de bajar la guardia cuando lleguen las lluvias.

“En el marco de la pandemia, uno de los factores que ha ocasionado una disminución de casos es la época seca, pero debemos tener cuidado con el ingreso de las lluvias. Ante el inicio temprano de esta, es necesario aplicar medidas preventivas empezando por el hogar con el mantenimiento de la casa”, comentó Solís.  

A partir del 23 de marzo, la CNE y el Meteorológico anunciarán el plan de contingencia por la época lluviosa para la vertiente del Pacífico y el resto del país.