Última Hora

Una doctora que sufrió un grave accidente hace casi seis años, dibujó a una jueza cómo ocurrió el choque que le dejó un daño irreversible.

Estaba en su plenitud laboral cuando un accidente de tránsito el arrancó un futuro prometedor.

La doctora Sonia Salas Valverde ya no dicta conferencias sobre oncología pediátrica quirúrgica, ni atiende a menores en el Hospital de Niños ni en el de Cartago.

Ahora libra una lucha legal contra el sospechoso de provocar el accidente que la despojó de su casi todas sus capacidades.

El 25 de julio del 2011 la doctora circulaba de oeste a este por la avenida 10 en San José, cuando un bus que iba de sur a norte la impactó.

Salas Valverde pasó más de un mes en coma y luego inició la recuperación, aunque las secuelas del choque le restaron su capacidad para comunicarse.

La tarde de este jueves la especialista intentó describir lo ocurrido, pero ante la imposibilidad de expresarse, dibujó a la jueza cómo sucedió el percance.

El padre de la doctora contó al tribunal que desde el 25 de julio del 2011 la vida les cambió.

Su hija depende por completo del cuido de ambos progenitores que tienen 84 y 72 años.

La fiscalía acusó al conductor del bus de apellido Quirós por lesiones culposas y la familia reclama una indemnización de poco más de 900 millones de colones, sustentado en que la víctima era una prominente médico con estudios en Barcelona y Nueva York.