Última Hora

Daniel Calderón, director de Fuerza Pública, confirmó este lunes que la oficial Kimberly Suárez Narváez continúa delicada en el hospital México luchando por su vida.  

Suárez, recibió un disparo en la cabeza el sábado anterior luego de atender, junto con sus compañeros, un caso de violencia intrafamiliar en San Joaquín de Flores, Heredia.

“Dentro de su situación de gravedad, ella está estable luchando por su vida y todos estamos esperando que se pueda recuperar”, dijo Calderón.

Además, comentó que, “Nuestra prioridad está en darle apoyo a la familia de Kimberly, a los muchachos que estuvieron con ella en el procedimiento y estaremos muy pendiente de lo que pase en las próximas horas”.

Declaraciones Daniel Calderón, director Fuerza Pública: 

Fuerza Pública tiene un protocolo en casos de violencia intrafamiliar y también para el empleo de la fuerza por parte de funcionarios policiales antes situaciones de riesgo; por los hechos ocurridos durante el fin de semana Calderón señaló que revisarán el manejo que se le da a estas situaciones.   

“Cada situación que atendemos tiene sus particularidades y en cuestión de segundos el policía está obligado a tomar decisiones de vida o muerte. Todavía es muy pronto para cuestionar en sí el procedimiento que los oficiales a cargo adoptaron. De momento nuestro respaldo es total para ellos. Nosotros internamente revisaremos los protocolos establecidos para ver si hay una posibilidad de mejorar y evitar riesgos”, agregó el Director de Fuerza Pública.

La policía herida permanece internada en el Hospital México en condición delicada y sedada ante lo grave de la lesión, según confirmó la oficina de prensa de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Por su parte, el sospechoso de la agresión, un hombre de apellidos Ruiz Juárez de 27 años de edad, cumplirá seis meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación en su contra.