Última Hora

El trabajador investigado por una denuncia de "falsa vacunación", en La Unión de Cartago, tendrá que cumplir medidas cautelares.

Así lo decidió el Juzgado Penal de Hacienda, del II Circuito Judicial, durante una la audiencia de apelación.

El funcionario de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no podrá salir del país, tendrá que presentarse a firmar una vez al mes, mantener un domicilio fijo y permanecerá suspendido de su cargo. Todas regirán por un plazo de seis meses.

El trabajador fue detenido el pasado 30 de abril por el presunto delito de incumplimiento de deberes. Sin embargo, quedó en libertad y sin medidas cautelares porque el juzgado consideró que la conducta no era capaz de configurar ninguno de los delitos estipulados en el Código Penal.

El Ministerio Público apeló y, por eso, se acordó una nueva audiencia. Este viernes, la Fiscalía de La Unión consiguió las medidas cautelares antes mencionadas.

El trabajador de la CCSS, apellido Arrieta, es investigado dentro del expediente 21-010183-0042-PE.