Última Hora

El Juzgado Penal dictó medidas cautelares contra un auxiliar de enfermería de apellidos Vásquez Pérez, ya que figura sospechoso de sustraer 264 vacunas contra COVID-19, que estaban en el Área de Salud de San Rafael de Alajuela.

Vásquez fue detenido el sábado anterior junto a un guarda de seguridad, de apellidos Chaves Araya, quien también labora en ese centro de salud.

Ambos figuran como sospechosos de cometer el presunto delito de hurto agravado.

“La Fiscalía indicó que, el sábado anterior, solicitó al Juzgado Penal que se les ordenara las medidas cautelares de suspensión del cargo, presentarse a firmar periódicamente, prohibición para ingresar al centro médico, salir del país, así como de comunicarse, amenazar o perturbar a los testigos. Tras la petición fiscal, el Juzgado Penal resolvió ordenar dichas medidas cautelares únicamente en contra del imputado Vásquez Pérez”, dijo el Ministerio Público.  

De acuerdo con la Fiscalía, por ahora, la investigación se encuentra en la etapa de recolección y análisis de prueba.

Según el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, tras las pesquisas realizadas en el centro de salud se recopiló un video donde se observa a los sujetos en el lugar, justo cuando desaparecieron las vacunas. Además, en uno de los recintos cercanos se hallaron huellas del asistente de enfermería. 

Los hechos con los que se les relaciona ocurrieron el pasado 27 de julio, al parecer en horas de la noche, y fue hasta el día siguiente cuando una funcionaria de la clínica interpuso la denuncia correspondiente ante el OIJ.

El caso se mantiene en investigación para dar con las dosis desaparecidas.

La Fiscalía Adjunta de Alajuela investiga la situación bajo la causa 21-003029-057-PE.

App Teletica