Última Hora

Un médico de un hospital público fue detenido en Heredia como sospechoso de asesinar a su esposa y luego hacer creer que fue un suicidio para tratar de no dejar rastro.

De acuerdo con el informe preliminar del OIJ, el pasado sábado 19 de setiembre, recibieron un reporte pasadas las 6:00 de la tarde, donde les indicaban que, en el sector de San Rafael de Heredia, en apariencia, una mujer se habría quitado la vida, por lo que los agentes se trasladaron al sitio, realizaron el levantamiento del cuerpo y lo remitieron a la Morgue Judicial.

Sin embargo, por medio de los hallazgos obtenidos a través de la autopsia médico legal, se determinó que se estaba ante un homicidio y no ante un suicidio.

Además, la investigación de los agentes judiciales pudo determinar de los datos que indicó el sospechoso no eran reales, pues en apariencia este habría dicho ese sábado que él había salido de la casa y que cuando regresó encontró a su esposa sin vida, sin embargo, los investigadores lograron demostrar que el sospechoso estaba en la vivienda cuando la mujer falleció.

La mujer de apellido Tacsan tenía de 40 años era asesora de cooperación internacional en la Embajada de Japón. Presentaba heridas de arma blanca en diferentes partes del cuerpo y una herida por arma de fuego, la cual según el reporte de la autopsia medicolegal, fue la que le ocasionó la muerte.

Según indicó el OIJ, una vez que los agentes recibieron el reporte del resultado de la autopsia, y obtuvieron el resultado de las diligencias de investigación remitieron un informe al Ministerio Público, en el cual se informaba que el principal sospechoso de la muerte de esta mujer sería su esposo de 42 años.

Al ser las 6:00 de la mañana de este sábado, los agentes judiciales detuvieron al hombre tras allanar dos casas en el sector de San Rafael de Heredia, una casa de los familiares del hombre, donde fue detenido, y la otra vivienda donde se dio el homicidio.

Ambos lugares están siendo revisados por las autoridades y hasta el momento han decomisado un arma de fuego calibre 22 y una prenda masculina con aparentes rastros de sangre.

Una vez finalizados los allanamientos, el sospechoso será presentado con un informe al Ministerio Público, para que se le determine su situación jurídica, informó el OIJ.