Última Hora

Agentes de la Sección de Hurtos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvieron, este lunes, a tres sujetos como sospechosos de hurtar baterías del tendido eléctrico para luego venderlas en el mercado negro.

Según confirmó la Policía Judicial, las aprehensiones se dieron en vía pública, en Coronado, cuando los sujetos se alistaban para hurtar otra batería.

“Estas personas son sospechosas de participar en, al menos, cinco casos similares de robo de baterías de gel de fuentes de poder del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de otras empresas de cable”, señaló el OIJ.

Al parecer, llegaban a los lugares y les ponían imanes de otras empresas para no levantar sospechas, luego se subían a los postes con escaleras y cortaban las baterías para venderlas en el mercado negro.

El costo aproximado de cada batería es de 150 mil colones.

Los hechos se dan desde hace 15 días y se contabiliza un perjuicio económico de tres millones de colones.