Última Hora

La Policía de Migración detuvo a un sujeto que, en apariencia, falsificaba, vendía y distribuía pasaportes, licencias de conducir, visas y tarjetas bancarias costarricenses en Asia y Medio Oriente.

La detención del sujeto se logró luego de un allanamiento en una vivienda en San José y en un local comercial en Escazú.

El hombre de nacionalidad costarricense al parecer enviaba los documentos tanto a nivel nacional como a destinos en Suramérica, Norteamérica, Asia, Europa y Medio Oriente.

El sujeto, conocido como el “proveedor”, realizaba identificaciones costarricenses y de otras nacionalidades.

Por la confección de pasaporte, cédula y licencia se presume que cobraba entre 10 mil y 12 mil dólares, dependiendo del perfil a quien se le entregaba la documentación.

Uno de los documentos más cotizados era el pasaporte costarricense, el cual no era falsificado sino alterado con la identidad de quien lo requería, por lo que se trataban con documentos genuinos pero manipulados, siendo de gran demanda por la gran aceptación que tienen, sobre todo en exoneración de visas a nivel mundial.

El imputado será presentado en los Tribunales de Justicia de San José y enfrentará cargos por el delito de falsificación de documentos públicos y auténticos, venta o distribución de documentos públicos o privados.

Esta actividad delictiva tiene penas de prisión de hasta ocho años.