Última Hora

Las sospechosas son conocidas como La Patrona y La Macha, ambas operaban de forma individual en San Carlos.

Las mujeres identificadas con los apellidos Aguilar Murillo de 25 años y Solís Álvarez de 32 años fueron detenidas por el delito de proxenetismo agravado.

El Organismo de Investigación Judicial allanó las viviendas de las sospechosas ubicadas en el sector conocido como Platanares y en el Barrio Bambú en Ciudad Quesada.

Según la investigación del OIJ, las dos mujeres utilizaban las redes sociales para prostituir a jóvenes mayores de edad.

Cobraban entre 25 mil y 50 mil la hora y obtenían un 10% de ganancia.

Las sospechosas también ofrecían paquetes de fotografías con contenido sexual.

Solís Álvarez de 32 años fue detenida en las afueras de un hotel, donde se encontraba con otras dos mujeres, quiénes en apariencia estaban siendo prostituidas.

Las dos mujeres fueron puestas a la orden del Ministerio Público, y se está a la espera de definir su situación legal.