Última Hora

Uno de los detenidos por el llamado Caso Azteca, de apellido García, fue vinculado con el narco mexicano Édgar Valdés Villarreal, alias "La Barbie", quien actualmente cumple una sentencia en Estados Unidos.

García, aprehendido durante los allanamientos de este martes, tiene doble nacionalidad: estadounidense y mexicana. Aunque en los dos países aparece inscrito con distintos nombres, fuentes judiciales confirmaron que se trata de la misma persona. 

Este sospechoso, quien sería uno de los líderes del grupo desarticulado ayer, ya había descontado una pena de cárcel en Costa Rica.

Entre los cabecillas también figura un colombiano de 79 años, apellidos Camelo Méndez, quien había purgado dos penas de prisión en Costa Rica por tráfico internacional de drogas. Él aparece como representante legal de una de las sociedades anónimas que ganó licitaciones en el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Otro colombiano, apellidado Montaño Mosquera, fue detenido en el 2020 en una casa ubicada en el Pacto del Jocote, Alajuela, con 200 kilos de cocaína; sin embargo, fue absuelto meses después, razón por la que hay una apelación en trámite.

El caso

Dinero en efectivo, ayuda para adquirir vehículos y hasta propiedades: eso fue parte de lo que habrían recibido 14 empleados de Acueductos y Alcantarillados para colaborar con grupo narco, según la investigación del llamado Caso Azteca.

Así se desprende de las intervenciones telefónicas analizadas por las autoridades judiciales, en las cuales algunos funcionarios fueron mencionados por los supuestos líderes de la organización narco.

De acuerdo con la Fiscalía, el grupo, en apariencia dedicado a la posesión, almacenamiento, transporte y distribución internacional de drogas, estaba asentado en el Valle Central y en la costa Pacífica del país. Presuntamente, la organización habría creado sociedades anónimas y tenía dos empresas constructoras, a través de las cuales lograba adjudicarse contratos públicos, para legitimar productos financieros por medio del Estado.

Para eso, se cree que trabajadores del AyA facilitaban la asignación de licitaciones a las empresas del grupo criminal, y en algunos casos propiciaban un sobrecosto de precios en la elaboración de contratos; a cambio, recibían un porcentaje del dinero como modo de pago.

En apariencia, desde el 2019 lograron la adjudicación de al menos 16 contrataciones administrativas.

La Fiscalía también confirmó que el grupo habría reclutado a un funcionario bancario, a efectos de que le colaborara a insertar en el sistema financiero nacional las ganancias ilícitas obtenidas.

Los delitos que se investigan bajo el expediente 19-000129-0622-pe son tráfico internacional de drogas, legitimación de capitales, cohecho propio, cohecho impropio, peculado y penalidad del corruptor.

Audiencia de medidas

La Fiscalía Adjunta de Narcotráfico y Delitos Conexos finalizó, el martes en horas de la noche, la toma de declaración a las 27 personas detenidas como sospechosas en el Caso Azteca.

Los imputados se encuentran a la orden del Juzgado Penal de San José, I Circuito Judicial, a la espera de una audiencia en la que el órgano fiscal solicitará medidas cautelares contra 27 personas, para mantenerlas vinculadas al proceso penal.