Última Hora

La caseta policial de Rincón Grande de Pavas fue dañada tras un ataque a balazos.

El hecho ocurrió la noche del Sábado Santo, cuando una cantidad no determinada de sujetos, llegaron al sitio y dispararon en múltiples ocasiones.

Adentro de la caseta estaba un oficial de la Fuerza Pública quien milagrosamente resultó ileso, pese a la lluvia de balas.

El caso ya está en investigación por parte de agentes de la sección de delitos varios del OIJ, por lo que el Ministerio de Seguridad evitó referirse al asunto.

Sin embargo, información policial sugiere que los autores del ataque habrían sido miembros de la banda conocida como “Los Diablos”, que se disputa la venta de drogas en la zona.

Para un experto este tipo de ataques deben ser atendidos con prioridad para evitar que los delincuentes se empoderen y tomen control de la zona.

Los constantes decomisos de droga y armas por parte de la Fuerza Pública de Pavas hacia ese grupo criminal habrían motivado a los delincuentes.

Debido al ataque contra las instalaciones de la Fuerza Pública, el Ministerio de Seguridad reforzó la presencia en la zona de Pavas y mantiene la persecución constante contra el grupo criminal conocido como “Los Diablos”.