Última Hora

La Fuerza Pública realizó un decomiso de más de 700 kilos de queso que no contaban con ningún registro sanitario para su comercialización en el país.

El hecho se presentó en la comunidad de Muelle de San Carlos, distrito de Florencia, en la provincia de Alajuela, cuando los agentes mantenían un control de carreteras e interceptaron un vehículo que tenía cajón equipado con equipo de refrigeración.

En la inspección realizada, los policías de la Fuerza Pública descubrieron que el producto no tenía etiquetas de origen, ni registro sanitario, por lo que coordinaron con la fiscal de turno de la zona, quien indicó que se decomisara y se destruyera en el basurero municipal del distrito de Florencia.

La Policía informó de que el peso total fue de 762 kilos. El transportista del queso no fue detenido

Las autoridades hacen un llamado a la población para que no consuman productos perecederos de dudosa procedencia, pues no se sabe cómo se realizó su proceso de fabricación.