Última Hora

El sacerdote Randall Villalobos Chaves, quien fue condenado este jueves a ocho años de cárcel, abusó sexualmente de un feligrés en la Iglesia de Santa Marta en San Francisco de Dos Ríos, San José.

Así lo confirmó el Ministerio Público a Teletica.com. Las autoridades indicaron que la víctima denunció, en agosto de 2014, que Villalobos la había abusado sexualmente en octubre del 2013 en la parroquia.

“La Fiscalía de Hatillo logró comprobar que Villalobos Chaves es responsable de cometer los delitos de abuso sexual, uno en perjuicio de una persona menor de edad y el otro en el que la víctima es mayor de edad. Por esta razón, el Tribunal Penal del III Circuito Judicial de San José lo sentenció a una pena de ocho años de cárcel”, señaló el Ministerio Público.

Los hechos con los que se le relaciona ocurrieron cuando el imputado era cura de la Curia Metropolitana, específicamente en las parroquias de Los Guido de Desamparados, Alajuelita y Santa Marta.

​En otra de las denuncias, también presentada en agosto de 2014, la persona ofendida indicó que el imputado también la había abusado sexualmente, en el 2005 cuando tenía 16 años y, posteriormente, en el 2010, cuando ya había cumplido la mayoría de edad.

A Randall Villalobos el Tribunal le impuso las medidas cautelares de presentarse a firmar cada 15 días, impedimento de salida del país y debe entregar el pasaporte mientras la sentencia queda en firme.

Por su parte, la Arquidiócesis de San José, mediante un comunicado de prensa, informó que desde el año en que pusieron la denuncia, al sacerdote se le relevó de las responsabilidades pastorales y solo se le permitía celebrar los sacramentos en privado; sin embargo, ante la condena de los Tribunales, este jueves se le suspendió del ejercicio del ministerio.

“La Arquidiócesis de San José mantiene su postura de colaborar en todo con las autoridades correspondientes para que se conozca la verdad y se actúe con justicia. Asimismo, se reitera la solidaridad con las víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos y el compromiso por erradicar este flagelo de nuestra Iglesia”, describe el comunicado.

Además, señala que una vez dada la sentencia en firme el expediente completo será enviado al Vaticano para los respectivos trámites, tal y como ellos lo solicitan.