El OIJ confirmó que por la confusa balacera que se desató el jueves por la noche en Sabana norte hay 4 policías de Fuerza Pública y dos civiles detenidos.

El incidente es muy confuso, se habló en un principio de un intento de bajonazo, luego se dijo que era un asalto, además surge la versión de un intento de secuestro.

Los hechos ocurrieron frente al restaurante Rostipollos, cuando la balacera obligó a un gran movimiento de policías de Fuerza Pública y de policías municipales.

La información preliminar que tiene el OIJ es el testimonio de la supuesta víctima, un hombre de nacionalidad panameña que tiene varios lavacars en la zona de Pavas.

Él alega que fue interceptado por varios sujetos que le sustrajeron una cantidad importante de dinero y que tuvo que dejar el carro en un lugar y se dio a la fuga a pie para salvaguardar su vida.

El OIJ decomisó los videos de varias cámaras de seguridad de lugares cercanos.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, dijo que él tampoco tiene muy clara la situación de lo que ocurrió ya que tanto los policías de Fuerza Pública como la policía municipal dan versiones diferentes de los hechos.

Pero aseguró que se ponen a disposición del OIJ para la investigación y pusieron bajo orden de las autoridades judiciales las armas de los policías.

Afortunadamente en este incidente no se reportaron heridos.