Última Hora

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Jacó detuvieron la mañana de este miércoles a un oficial de la Fuerza Pública, de apellidos Vivas Castillo de 32 años de edad, como sospechoso de los delitos de concusión y abuso de autoridad.

Además del oficial detenido en la sede policial de Garabito, otros tres policías  de apellidos Vindas, Álvarez y Bogantes, a quienes también se les relaciona con estos delitos, fueron citados ante el Ministerio Público.

A las 8 de la mañana los oficiales citados quedaron detenidos por orden de la Fiscalía quien pidió de inmediato su aprehensión para ser indagados.

A todos se les vincula con dos causas ocurridas el 16 de febrero y el 14 de abril del presente año, entre la 1:00 a.m y las 5:00 a.m, cuando realizaban labores policiales.

Los sospechosos se situaron en un lugar solitario que conduce al mirador de Jacó y, cuando se acercaron los ofendidos en un vehículo, en ambos casos en compañía de una femenina, supuestamente les hicieron la señal de que se detuvieran.

Los oficiales, en apariencia, los amedrentaron indicándoles que los iban a detener y les quitarían los vehículos, entre otras cosas, por lo que los llevaron a otro sitio y ahí los despojaron de dinero en efectivo y se retiraron del lugar, señaló el OIJ.

El día 16 de febrero, los policías les habrían quitado a las víctimas unos 50 mil colones, mientras que el 14 abril despojaron a los ofendidos de aproximadamente 600 mil colones de dinero en efectivo.

Ahora será el Ministerio Público quien determine la situación jurídica de los policías detenidos.