Última Hora

Un costarricense vinculado con un cartel de drogas colombiano negoció una pena de 13 años de cárcel en los Estados Unidos.

La declaración de una agente especial de la DEA lo vinculó con una organización criminal.

Cesar Rivera Blandón identificado por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos con el alias de “Trompo” cumple prisión en una cárcel en Texas, luego de ser detenido en Medellín, Colombia el 14 de febrero del 2017.

Casi un año después, fue extraditado a los Estados Unidos donde pesaba sobre él y 23 colombianos más del clan del golfo, grupo dedicado al tráfico de cocaína en la costa pacífico de Colombia, una acusación federal.

El caso contra el costarricense y otros de los miembros de la organización ya concluyó y está a la espera de la sentencia en su contra.

Este medio consultó al abogado de Rivera Blandón, en Costa Rica, sobre su situación jurídica en Costa Rica y esto fue lo que dijo:

Los principales acusados en este caso son:

José Fernando Medina-Chica, alias “Fernando” o “Body”, Diego Fernando Medina-Perea, alias “Chuky” o alias “Diego”, César Rivera-Blandón, alias “Trompo”, Ronald Barona-Muñoz, alias “Ezlatan”, Alexi Meléndez-León alias “Volvo”, César Roberto Córdoba Torres, alias “Musical” y

José del Carmen Barrios-González, alias “Rojo” o alias “Mono”.

La acusación de la Fiscalía de los Estados Unidos señala que sobre el costarricense existe una declaración jurada firmada por la agente especial de la DEA, Jackie Cypert.

En la misma se detalla el nivel de participación de Rivera Blandon alias “Trompo” en la organización.

Como parte de las investigaciones sobre la organización, el documento señala lo siguiente:

"Durante la investigación de las actividades, las autoridades de orden público aseguraron la cooperación de un testigo quien participó en actos criminales con Córdoba Torres y otros miembros de la organización. Según el informante, Córdoba Torres es un corredor de transporte de cocaína y ganancias de drogas basados en Costa Rica que proporcionó cargamentos de cocaína a traficantes de drogas basados en Guatemala. El informante trabajó directamente con Córdoba Torres para organizar el transporte de ganancias de cocaína y narcóticos en Costa Rica y Guatemala".

Paralelo a todo esto en Costa Rica se generó una investigación en contra de la esposa de César Rivera Blandón debido a los bienes adquiridos: una vivienda, una pescadería y otras propiedades que fueron allanadas por la policía.

Dicha investigación, tras dos años, aún continúa en proceso. Tras una consulta de Telenoticias la Fiscalía de Costa Rica no quiso referirse a los hechos.

El abogado agregó que siguen a disposición de la Fiscalía pero aún, ni si quiera su cliente ha sido intimado por los hechos que se investigan.