Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) reclama que el Ministerio de Justicia no trabaja con la celeridad requerida y, a la vez, advierten sobre el inminente colapso de las celdas judiciales, que están alcanzando su capacidad máxima. 

“Hoy en celdas hay 205 personas con una resolución jurídica que ordena que los reciban en centro penales, pero ellos no son los únicas que permanecen ahí. Podría haber ahorita hasta 250 personas a la espera de que un juez resuelva su situación y esto es muy grave porque hay saturación de celdas. Sin embargo, ya informamos que no podemos realizar juicios que no sean estrictamente necesarios”, dijo Flavio Quesada, secretario general de OIJ.

Declaraciones de Flavio Quesada: 


Una normativa indica que las personas no pueden estar más de 72 horas en las celdas, pero hay al menos 145 detenidos con más de ese tiempo.

“La responsabilidad recae sobre el Ministerio de Justicia. Un juez penal ordena la medida, nosotros de inmediato informamos a Justicia y, a partir de ese momento, tienen 72 horas para asignarle espacio en un centro penal, pero esto no se ha cumplido, lo cual demuestra que no trabajan con la celeridad que la ciudadanía requiere”, comentó Quesada.  

Este martes, la defensora de los habitantes, Catalina Crespo, realizó una inspección en celdas judiciales para verificar las condiciones de hacinamiento y señaló que se avecina una eventual suspensión de audiencias por el colapso de los recintos.

“Para la Defensoría no es de recibo que, aún y con sentencias judiciales que ordenan el traslado de estas personas privadas de libertad, las autoridades del Ministerio de Justicia sigan sin ubicarlos en los centros penales”, manifestó Crespo.

Crespo agregó, además, que como Defensora le corresponde velar porque se garanticen los derechos humanos, más aún en un momento en que se debe resguardar la salud y la vida de las personas ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Según la Policía Judicial, en las celdas no hay buen flujo de aire y no se puede apagar la luz por cuestión de seguridad, lo que ocasiona que las personas detenidas no sepan realmente si es de día o de noche.

“Hoy no tenemos conocimiento sobre si alguien quedó en libertad por esta situación, pero creemos que estamos muy próximos a que suceda. Llegamos ya a un punto delicado porque desde agosto a la fecha no habíamos tenido esta situación y ahorita atendemos las diligencias urgentes y si hoy vencía un juicio lo cubrimos con personal, incluso, de otras sedes”, señaló Flavio Quesada.

Ante tal situación, recalcó que una oficina que gastaba 900 mil colones en alimentación por mes, ahora gasta 2 millones.

La Sala Constitucional ya había ordenado al Ministerio de Justicia  tomar acciones; sin embargo, estas aún no llegan.

En este momento, hay problemas en las celdas de OIJ de Limón, Ciudad Neilly, Quepos, Alajuela, Guápiles, Cartago, Puntarenas y Liberia.

Las celdas que se encuentran colapsadas son las de Primero y Segundo Circuito Judicial de San José, así como San Ramón, Sarapiquí y Garabito.

Al cierre de esta nota, el Ministerio de Justicia no había respondido las consultas de Teletica.com.

Youtube Teletica