Última Hora

Datos del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones, revelan que cinco productos o sustancias generaron la mayor cantidad de emergencias el año pasado.

Tal y como se informó este jueves, un niño de tres años falleció en San Cristóbal Norte de Desamparados tras consumir un químico aún no identificado, que estaba en una botella.

El menor encontró el recipiente en el patio de la casa en donde vivía y lo confundió con agua.

Según el centro de intoxicaciones, de todos los agentes que provocaron emergencias en menores de edad durante el 2018, cinco fueron los que más repitieron.

Por ejemplo, los más representativos fueron la ingesta de cloro doméstico y el licor, seguido del veneno de alacranes, el consumo de clonazepán y acetaminofén.

Recuerde que si va a conservar productos químicos en casa debe tenerlos totalmente fuera del alcance de los niños, de preferencia bajo llave y con etiquetas.

Tampoco mantenga esos agentes químicos en envases de refrescos o botellas de agua ya que además de ser inadecuadas, los niños los pueden confundir con bebidas.

Según el OIJ aún se desconoce el resultado de la autopsia practicada al cuerpo del menor que falleció en San Cristobal norte.

Los padres del niño esperan que este sábado les entreguen el cuerpo para trasladarlo hasta Chiriquí, Panamá de donde son oriundos.

Si desea colaborar a la familia del pequeño puede llamar a este número: 2548-0243.