Última Hora

El chofer del bus que se estrelló en Escazú esta mañana, pensó que moriría, 14 alumnos del colegio Cedes Don Bosco resultaron heridos.

Fueron los segundos más largos que ha vivido el conductor de ese autobús.

El vehículo de transporte estaba por llegar a un campamento ubicado en Barrio Corazón de Jesús en Escazú para dejar a un grupo de 46 estudiantes y 4 funcionarios del colegio.

Una aparente falla mecánica hizo que el chofer perdiera el control y lanzara la unidad contra la cuneta.

14 de los 46 alumnos de décimo año sufrieron heridas leves en brazos y piernas, y fueron trasladados al hospital del trauma para una valoración más integral.

Vea también: Autobús con estudiantes del Cedes Don Bosco vuelca en Escazú

El dueño de la unidad considera poco probable que un desperfecto en los frenos provocara el percance como se especuló al inicio.

La unidad placas LB-998 estuvo más de ocho horas en el sitio del vuelco hasta que dos grúas grandes la removieron del sitio.