Última Hora

Presas, horas interminables de espera y frustración.

Así se resume el día para centenares de conductores quienes sufren las consecuencias del cierre total de la ruta Braulio Carrillo, también conocida como ruta 32.

Interrupción en la entrada a Guápiles y al ingreso de Guácimo son dos de los puntos más visibles de la protesta estudiantil.

Vea también: Así se vivieron las manifestaciones de estudiantes y transportistas este viernes

Alumnos del Colegio Académico del Técnico Profesional y del Cindea de Guácimo, son quienes están al frente del cierre en ese cantón limonense.

Transportistas y ciudadanos de la zona o que van de paso, son los más perjudicados por el movimiento que demanda la salida del ministro de Educación, Édgar Mora.

En la larga fila de conductores hay adultos, mujeres en estado de embarazo y enfermos crónicos.

Algunos usan la ruta porque es su única forma de llegar a casa o al trabajo, otros se percataron del bloqueo hasta que llegaron al punto.

Los adolescentes son quienes deciden en que momento abren la vía y a cuáles conductores dan paso, sean casos médicos o vehículos de emergencia.

Los responsables del bloqueo afirman que se mantendrán por tiempo indefinido.