Última Hora

El alcalde de San Ramón, Nixon Ureña, entregó sus teléfonos celulares como parte de la investigación que sigue el Ministerio Público por el caso Diamante.

Este caso, que fue revelado la semana anterior, involucra a ocho municipalidades del país, así como a seis alcaldes, quienes son imputados en la causa. Ahora también figura como investigado el alcalde del cantón alajuelense.

“La Fiscalía Anticorrupción confirmó que el alcalde de San Ramón entregó sus teléfonos, por lo cual, ese despacho procedió a hacer el secuestro de estos. Como parte de las diligencias judiciales realizadas el 15 de noviembre anterior por el caso Diamante, para recopilar prueba, se decomisaron teléfonos celulares de los imputados, así como otros componentes electrónicos y de almacenamiento digital”, dijo el Ministerio Público.

A través de un comunicado de prensa, Nixon Ureña confirmó que el pasado lunes 15 de noviembre entregó sus teléfonos celulares “de manera voluntaria y como un acto de transparencia”.

Los alcaldes imputados son los de San José, San Carlos, Cartago, Alajuela, Osa y Escazú, así como cinco funcionarios municipales (Alajuela, San José y Golfito) y dos trabajadores de las empresas MECO y Explotec.

El Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública inhabilitó de su cargo, por los próximos seis meses, a los jerarcas. Ellos son investigados por presuntos hechos de corrupción en la contratación y construcción de obra pública. 

Youtube Teletica