Última Hora

El jefe de Contratación Administrativa y Proveeduría de la Municipalidad de Corredores aseguró al Ministerio Público que algunos de los trabajadores contratados para la construcción de un puente, dentro de la propiedad de un presunto líder narco, mintieron en sus declaraciones ante las instancias judiciales.

Así consta en una declaración rendida este martes en la Fiscalía Anticorrupción, sede Corredores.

Según el documento, del cual tiene copia Telenoticias, el funcionario de apellido González dijo que nunca gestionó nada que tuviera que ver con esta obra en Río Bonito de Ciudad Neyli.

"Sobre los hechos que se investigan, quiero indicar que vine a conocer con certeza de la construcción de ese puente en Río Bonito como en marzo de 2021, antes de que la denuncia se hiciera pública, que en ningún momento gestioné nada que tuviera por objeto la construcción de dicho puente, además, quiero manifestar lo siguiente: para enero de 2021, debido a varias situaciones de descontento laboral que se venían arrastrando, en donde el alcalde Carlos Viales, antes una persona de diálogo y conciliadora, se había transformado en un funcionario muy diferente, una persona que parecía no le interesaba la institución, como ejemplo, buscó hacer daño a algunos trabajadores, se estaba tornando abusivo e intimidador incluso con algunas compañeras de trabajo, cuyos casos no trascendieron por el miedo a denunciar, dada su necesidad de trabajo. Se empeñó en implementar una estructura organizativa que carecía de los estudios técnicos para su definición, creó una serie de puestos sin escala salarial", dice el documento.

En otra parte de la declaración se indica:

"Puesto que la municipalidad se estaba viniendo a pique, el control solo existía al mencionarlo en discursos, las prácticas de planificación se abandonaron, todo se convirtió en una administración tipo pulpería, se contrató mucho personal por compromisos de campaña, sin proceso de reclutamiento y selección".

Este testigo dijo a la Fiscalía que, a su criterio, no es justo que se vea a quienes dicen la verdad como los “delincuentes” en este caso. Señala el documento:

"En este proceso he sido testigo de cómo el poder político nubla el juicio de las personas que uno hubiese pensado de gran capacidad y los lleva a realizar actos que meten en problemas a otros ciudadanos, pues, según se rumoraba, la empresa del proyecto de embotelladora de agua había pagado por todas las obras que le hicieron en el sitio, pero a quienes contrató utilizaron recursos públicos con lo que le generaron, en lugar de una solución, un problema más; los trabajadores que allí estuvieron ahora sí mienten en sus declaraciones, se verán en una causa judicial y la municipalidad con una imagen por el suelo, está totalmente dividida. Por otra parte, observo y escucho cómo critican a los testigos que han venido a decir la verdad, se les mira como si estuvieran delinquiendo, más pareciera que se les enjuicia a ellos por hacer lo correcto que a quienes han originado todo este caos".

En este caso, son investigados por el delito de peculado el alcalde Viales, un ingeniero municipal, un profesor del Ministerio de Educación Pública y otros cinco funcionarios del gobierno local.

Repase el reportaje completo en el video adjunto.