Última Hora

Héctor Chaves, Director Nacional del Cuerpo de Bomberos explicó que los fuertes vientos, como lo que afectan actualmente el país, hacen que el fuego se expanda más rápido y tal cosa dificulta su combate.

Un buen ejemplo es el registrado este jueves en Pavas, donde las llamas destruyeron una estructura de dos plantas y con un área de 360 metros cuadrados.

Los bomberos informaron que 14 personas perdieron su techo en ese siniestro. De estas, siete son niños.

El incendio ocurrió en Rincón Grande de Pavas. Según Chaves, localidades como está se encuentran cerca de cañones de río. Cuando el viento pasa por allí se provoca un efecto llamado Venturi, el cual hace que el viento  tome velocidad al pasar de un espacio más estrecho. 

Así las cosas, en esas comunidades el viento puede tener una fuerza mayor y en caso de un incendio como el de este jueves, el fuego se extiende más rápido.

Esto se suma a las ya conocidas complicaciones de calles estrechas o falta de agua que en ocasiones afectan localidades como esta.