Última Hora

Un niño de tan solo un año y siete meses de edad se encuentra en condición delicada en el hospital William Allen en Turrialba luego de ingerir veneno para murciélagos.

El menor que se encontraba en una zona indígena del cantón azucarero fue trasladado en un vehículo particular, pero en el camino fue abordado por la Cruz Roja quien lo llevó hasta el centro médico.

“Recibimos la alerta a eso de las 6:12 de la tarde y la unidad se topó al menor de camino porque era transportado en un vehículo ajeno. Entró en condición muy delicada al hospital”, informó la central de comunicación de la Cruz Roja.

Los familiares del menor al ver que tuvo una reacción extraña le informaron a los vecinos quienes corrieron a ayudarlo.