Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) alerta a la población sobre una nueva modalidad de estafa por medio de mensajería de texto. 

Los delincuentes se hacen pasar por el funcionario de un juzgado y le indican a la víctima que debe comunicarse a un número de teléfono incluido en el mensaje.

El mismo asegura que si la persona no lo hace, sus cuentas bancarias serían bloqueadas y embargadas: la información es totalmente falsa.

Los agentes de la Sección de Fraudes del OIJ piden hacer caso omiso a estas comunicaciones porque podrían estafarlo.  

“En la última semana hemos recibido llamadas por parte de ciudadanos, quienes indican que han recibido ese tipo de mensajes y que cuando llaman al número telefónico les dicen que es una oficina de embargo judicial contratada por un juzgado, para que les colaboren con los procesos de embargo que llevan”, señala el OIJ.

Las autoridades reiteran la importancia de no llamar al número que les indican en el mensaje de texto, ya que las personas que atienden les piden datos personales o bien les solicitan realizar depósitos de dinero a cuentas que ellos mismos facilitan.

“Ningún juzgado contrata oficinas externas para que contacten a las partes involucradas en un proceso de embargo judicial”, advierte el OIJ.

En un solo día, los agentes de dicha sección recibieron cuatro llamadas por parte de ciudadanos tras la recepción de dichos mensajes.